Sólo con corazón

Caminando por el sendero
a la fuente del Piojo va,
en una mano la garrafa
y en la otra su hijo no más.
«Qué rica es esta agua,
toma, échate un trago»,
me decía cuando llegábamos.
He vuelto a ir a la fuente
pero seca estaba ya.
Él también se extinguió
hace ahora unos meses,
dejándonos la garrafa
llena de amor como él lo entendía:
sin pies ni manos,
sólo con corazón.

Bañando a mi hija de corta edad
yo la solía retar a que atrapara
el agua de la ducha con la mano,
y enfadada terminaba exclamando
al cerrar el puño una y otra vez en vano
«no se mantiene, siempre se escapa».
Es una inconformista impetuosa
que no se arredra fácilmente.
Posee la nobleza de darlo todo
por un imposible si se le sabe pedir.
Hace ya unos años
que nos dejó una infancia
llena de ternura como ella la entendía:
sin orden ni concierto,
sólo con corazón.

Las personas que nos rodean dejan su huella
que luego nosotros acomodamos
al tamizarla con nuestro criterio,
por eso es tanto suya como nuestra.
«¿Somos como nos mostramos
o como quieren que seamos?»
Difícil saberlo pues nada hay inmóvil,
todo se transforma bajo la mirada
de lo circundante y nosotros en medio
oscilando entre los extremos,
seres de agua incapaces de dominar
las mareas que nos deja la Naturaleza
llenas de matices como cada uno los entiende:
sin puntos ni comas,
sólo con corazón.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

 

TEDESCHI TRUCKS BAND – Let Me Get By (2016)

Mucho corazón es lo que le ponen Derek Trucks y Susan Tedeschi (como reza el título de la última canción del disco, En cada corazón), marido y mujer a la vez que guitarra y cantante respectivamente de este combo, para facturar una música que fluctúa con talento y naturalidad entre el blues blanco y el rock sureño, como corresponde a alguien que llegó a tocar con los míticos Allman Brothers Band. La pócima se completa con las dosis justas de gospel, folk y funk, donde destacan unas voces muy soul al ritmo de la maquinaria perfectamente engrasada de la big band que les acompaña.

Anuncios